Blog

¿Cómo te gusta el café?

  |   Punta del Cielo, Uncategorized, Vida y café

 

Hay millones de formas, momentos y estados de ánimo en los que un café es ideal. Mucho más para los conocedores de El Gran Café de México.

Puede ser que no puedas comenzar el día sin una taza de café, o que prefieras esperar hasta llegar a tu oficina y leer los primeros mails con una taza de buen café (así será más fácil digerir los nuevos “urgentes” que están en tu bandeja de entrada).

Puede ser que dejes el café sólo para las pláticas con los amigos, el club de lectura o las juntas interminables, pero siempre será tu mejor aliado.

Conozco a varios que se sirven una taza de café y disfrutan cada etapa, desde el primer trago que es casi imposible por la temperatura hasta que, después de varias horas de esperar a que se enfríe, dan el último trago a un helado café. Aunque digan por ahí que el café debe tomarse de todas formas, menos frío.

También hay varios acompañantes, por ejemplo las galletitas que vienen como postre después de la comida, o un poco de leche y azúcar, para hacer la tarde más llevadera, para revitalizarnos en las actividades que faltan y para las que por supuesto debemos estar al cien.

Y sí, hay momentos en los que nos acompañan sentimientos que saben mejor con café. Como cuando necesitamos claridad y nada nos ayuda más que un espresso, cuando la nostalgia invade una tarde lluviosa y un capuccino sabe a gloria o cuando la felicidad se nos sale por los poros y el café está ahí para nosotros.

 



Café Punta del Cielo

Café Punta del Cielo